Cómo cuidar el mobiliario de la cocina

Mobiliario de la cocina ¿Cómo cuidarlo?

El mobiliario de la cocina sufre un gran desgaste. Está expuesto constantemente a grasa, polvo, partículas de comida, entre otros elementos. Para cuidarlos y alargar su vida útil es recomendable limpiarlos con frecuencia. Lo ideal es hacer una limpieza rápida todos los días y una más profunda una vez a la semana o dos veces al mes. 

Sin embargo, para hacerlo debes tener en cuenta el material con el que está fabricando el mobiliario. Dependiendo de esto, la limpieza será más o menos sencilla, ya que por ejemplo, un mueble de melamina no requiere los mismos cuidados que uno lacado de alto brillo.

¿Cómo cuidar el mobiliario de la cocina según su material?

Si quieres cuidar y mantener en buen estado el mobiliario de la cocina, debes implementar una rutina de limpieza adecuada.

Cómo cuidar el mobiliario de tu cocina Muebles de melamina

Si has optado por muebles de melamina para tu cocina, su limpieza será muy sencilla. Y es que una de las cualidades de este tipo de material es que no absorben ninguna suciedad.

Por ello, limpiarlos es tan fácil como pasar un paño húmedo por encima para eliminar el sucio que puedan tener. Si quieres hacer una limpieza más profunda puedes utilizar un poco de jabón neutro. Retira bien todo el producto y finalmente pasa un paño seco. 

Muebles lacados (alto brillo)

El acabado alto-brillo (High Gloss) es una de las tendencias actuales en el mobiliario de la cocina. Tienen un estilo llamativo, ya que la superficie está muy pulida, lo que le hace tener un aspecto brillante. Los muebles lacados de este tipo son un poco más delicados que otos materiales.

Para cuidarlo es importante utilizar productos con pH neutro y paños suaves que no dejen marcas. Se humedecen con un poco del producto elegido, se retira con un poco de agua y después se seca muy bien con un trapo de algodón. 

Muebles laminados ¡Un mobiliario de cocina  muy utilizado!

Los gabinetes laminados son una opción con buenos acabados, práctica y económica, por lo que son muy populares en las cocinas. Su limpieza es bastante sencilla; puedes utilizar un jabón lavavajillas suave con agua, y pasar un paño  por toda la superficie. 

Una vez aplicado el producto solo tendrás que retirar los restos con agua tibia y secar muy bien para evitar que la humedad dañe el material. También puedes mezclar agua y vinagre en partes iguales para eliminar fácilmente la grasa y la mugre acumulada.

Muebles acrílicos

El acrílico es un plástico sintético de alta calidad, muy resistente, duradero y elegante muy usado en cocinas modernas. Esto lo convierte en un material idóneo para el mobiliario de la cocina. Una gran característica es que no es poroso, por lo que es muy fácil de limpiar, aunque debes considerar que se raya con facilidad. Con qué limpiar el mobiliario de cocina

Para evitar este tipo de daños, lo mejor es que te asegures de eliminar cualquier suciedad antes de empezar a limpiar. Necesitarás un paño limpio no abrasivo, agua y jabón neutro. Limpia de la forma habitual, retira cualquier resto de producto y seca bien.

La limpieza de los muebles de cocina suele ser una tarea sencilla. La clave para cuidarlos está en evitar el uso de productos y herramientas abrasivas que pudieran dañar el material. La mayoría de las veces bastará con utilizar un lavavajillas suave y productos como vinagre y agua tibia. Así podrás conseguir una limpieza efectiva.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Chatea con nosotros
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿cómo podemos ayudarte?